Categoria Farmaceutica

        Antiacneico

 

        Reg. San. No. INVIMA

        2006M-006852-R2

 

        Composición ácido retinoico 0,04g.

 

       VENTA BAJO FORMULA MEDICA

 

Indicaciones.

Tratamiento tópico del acné vulgar, en especial en los grados I, II y III, en los que predominan los comedones, las pápulas y las pústulas. No suele ser eficaz en las variedades pustulosa y noduloquística profunda severas (acné conglobata), ictiosis lamelar, fotoenvejecimiento cutáneo, queratosis folicular, psoriasis y liquen plano.

Contraindicaciones.

Durante su utilización debe reducirse la exposición a la luz solar o usar pantallas solares. Las cremas a base de tretinoína deben aplicarse lejos de los ojos, la boca, los ángulos de la nariz y las membranas mucosas en general. Es posible observar un empeoramiento del acné durante las dos o tres primeras semanas de uso, pero no debe interrumpirse la medicación a menos que la irritación sea severa. No lavar la cara con demasiada frecuencia. Al no existir pruebas concluyentes se recomienda no usar en mujeres embarazadas, a menos que el beneficio para la madre supere el riesgo potencial para el feto. El amamantamiento debiera suspenderse si la madre va a recibir el fármaco. Las formas tópicas (gel, crema, solución) no deben aplicarse sobre la piel inflamada, eccematosa o con quemaduras de sol; tampoco debe utilizarse simultáneamente con otros tratamientos tópicos, en especial con otros agentes queratolíticos.

Reacciones adversas.

El tratamiento tópico puede verse asociado con el síndrome de hipervitaminosis A. Hiperpigmentación o hipopigmentación reversibles, que pueden persistir varios meses tras la suspensión del tratamiento. Ampollas, costras, escozor, enrojecimiento severo, hinchazón de la piel, todos estos efectos requieren atención médica. También puede aparecer sensación de calor, prurito leve y enrojecimiento, también leve, de la piel; puede producirse descamación a los pocos días de uso. Tras la administración oral en la leucemia promielocítica aguda, 25% de los pacientes sufren el síndrome del ácido retinoico, caracterizado por fiebre, disnea, insuficiencia respiratoria, distrés respiratorio agudo, infiltraciones pulmonares, leucocitosis, hipotensión, derrame pleural, disfunción renal, hepática y multiorgánica, que de no recibir el tratamiento adecuado (curso corto de tres días de administración de dosis elevadas de corticosteroides) puede ser mortal.